2017 - Módulo 2 - Actividad 2


#22

En relación con la campaña de promoción y defensa por una ley sobre neutralidad de la red y libertad de expresión, Espacio Público, es una organización de la sociedad civil, que forma parte de “nuestro lado”, por promocionar y defender la libertad de expresión; el derecho a la información y la responsabilidad social en los medios de comunicación social. Al respecto: http://espaciopublico.ong/

La ubicación en el espectro de aliados de las diversas partes interesadas respecto del objeto de nuestra campaña, quedaría distribuido de la siguiente manera:

  1. Nuestro lado: organizaciones de derechos humanos y libertad de expresión fundamentalmente,
  2. Aliados pasivos: sociedad civil, empresas del sector privado de telecomunicaciones,
  3. Partes neutrales: comunidad académica, comunidad técnica,
  4. Partes neutrales: medios de comunicación, grupos religiosos
  5. Oponentes Pasivos: partido minoritario del poder legislativo
  6. Su lado: partido mayoritario del poder legislativo, poder ejecutivo (gobierno)

#23

Como organización pongo el pin en “Nuestro lado”, nuestra actividad contempla actividad académica y los medios para lograr llevar información a la esfera de lo público y directamente a la sociedad civil. AL igual que en la actividad anterior, estos actores ocuparían las siguientes dos casillas.

Concuerdo con mantener a los medios de comunicación en un espacio neutral, aunque realmente es difícil lograrlo. Tanto el sector privado como Estatal se encontrarían en “Su lado”. Haciendo una reflexión frente a la actividad anterior, cambiaría de posición al Estado y lo acercaría un peldaño más hacia “Nuestro lado”, dejando en el extremo “Su lado” al sector privado empresarial, según mi ejemplo empresas proveedoras de servicio de internet. Es un poco extraño pensar en el Estado tan distante ¿no? pero no se puede ser ingenuos


#24

En relación conmigo y la organización con la que trabajo, estaríamos ubicados especialmente en el segundo peldaño del lado de los nuestros, los temas de acceso a internet, libertad y neutralidad nos competen y afectan, pero actuamos más como un apoyo en formación y articulación más allá de llevar la batuta para los cambios. Las organizaciones de defensa de derechos humanos estarían en el primer peldaño, del “lado de ellos” estaría el sector privado-empresarial, que generalmente en Guatemala se encuentra lejos de estar en línea con la promoción de derechos humanos y el ala más conservadora es en muchos casos culpable o cómplice de la violación sistemática de los derechos humanos y especialmente de los pueblos mayas. También del lado de ellos se encuentran las autoridades de gobierno, que por corrupción (hay muchos casos en proceso) responden a los intereses de grupos empresariales y hasta criminales que imposibilitan la legislación a favor de la población.