2017 - Módulo 1- Actividad 1


#41

De acuerdo con tu planteamiento de diseñar un plan de defensa y promoción que contemple a buena parte de los actores y sus dimensiones. Esto se vincula directamente con el análisis de la solución a un problema concreto. Por ejemplo, al incluir a diversos actores de Internet, por una vía positiva, es importante publicitar y convencer a los demás en torno a lo que ganan de resolver el problema a nuestro favor. O bien, por vía negativa, puede suceder que la otra parte puede querer evitar la publicidad negativa o acciones de reclamo o protesta por su conducta, y esa es otra vía para resolver el problema a nuestro favor.

Otra cuestión no menor es que al tratar de defender derechos, a veces la actitud acérrima protestante no es eficaz. En algunos casos puede ser indicado negociar y mirar al otro lado de la discusión. ¿Por qué el otro
actúa en la forma en que está actuando? ¿Hay alguna regla, política u orden que siga? ¿Cuál es su justificación y cómo podría conciliarse, si es que es posible, con nuestro punto de vista?

Reconocer la perspectiva ajena es un catalizador excelente de positividad y permite construir más fácilmente soluciones y dar con puntos intermedios no necesariamente contrarios a los derechos que defendemos.

Saludos,


#42

@Anteliz Interesante el comentario.

Podrías ilustrarme qué sería linchamiento digital e instigación al odio por Internet?

Saludos,


#43

Coincido con @Jgonzalez. Creo que es más significativo, en términos de cambios estructurales, hacer promoción y defensa en regímenes autócraticos, que en sistemas democráticos. No sólo documentar y visibilizar ejerce contención y resistencia, sino que en medio de la “anomia colectiva” o “desesperanza aprendida” es posible reconstruir un propósito de sentido en la sociedad, una nueva concepción de “orden público” o “bien común”, reactivando a los ciudadanos a partir de estos reclamos y sus consencuencias para su calidad de vida y de las instituciones que lo gobiernan. En medio de tanta confusión o “sumisión” por el autoritarismo, una nueva voz puede conducir con fuerza a estos propósitos.

Lo otro es que con la denuncia y difusión podemos comprometer a los nuevos funcionarios a incluir como promesa electoral a temas que hemos posicionado en la agenda pública. La ventaja es que durante el autoritarismo, quizás sea más factible o rápido encontrar espacios en los medios y redes en general para dar mayor visibilidad, concientización y alcance a nuestras iniciativas. Es un proceso complejo y plagado de riesgos, sin duda. Sin embargo, lo podemos convertir en más alentador y profundo, aunque parezca paradójico, justo cuando estamos más lejos de alcanzar esas iniciativas.

Saludos


#44

Habría que agregar el término “Trolls” que es muy usado para quienes realizan este tipo de actos. En Chile le decimos “funa”.


#45

Para mí, defensa y promoción son varios tipos de acciones estratégicas desarrolladas con el objetivo de cambio, cada una de las acciones tiene un objetivo específico pero juntas buscan cambiar un status general/promover una causa.

Al final, estoy de acuerdo con las definiciones de defensa y promoción del módulo. Creo que el termo “advocacy” no se traduce por una solo palabra, digo en portugués y español (que se parecen mucho), pues el termo de abogacía/advocacia conlleva el aspecto legal/jurídico del termo y, la verdad, promoción y defensa son acciones estratégicas que no están vinculadas solamente a leyes o normas jurídicas. La defensa y promoción legal es un tipo de los cuatro que hemos visto en el módulo. Además, no creo que cambie mucho la idea (justo porque es una definición general) cuando se habla de defensa y promoción de un Internet Libre y abierto. En cada aspecto hay que tener estrategias de cambio específicas para promover la causa general.

Creo que las estrategias de promoción y defensa dependen del reto específico que se busca lograr y así se puede adaptar las acciones y direccionar los hechos. Eso ha sido posible observar en la primera lectura, como identificar los problemas y las soluciones para actuar, visando la promoción y defensa. Lo pude ver en concreto con el diagrama GROW, lo hice en portugués, pues puse los objetivos y estrategias de un proyecto que estoy desarrollando con un grupo de personas en mi ciudad en Brasil.


#46

Hola, saludos esa es una prática realmente perniciosa y en extremo peligrosa que se ha hecho viral en la Internet mediante el uso desenfrenado de las Redes Sociales. Es una forma de bullying, si bien en español se conoce como “linchamiento digital”, en inglés se conoce como “shitstorm” (literalmente ‘tormenta de mierda’). Disculpa esta última expresión, por ello se recomienda usar linchamiento digital. Vale acotar que estas expresiones de ciberacoso tienen impacto en ambitos políticos, sociales, artísticos y en espacial entre jóvenes en espacios educativos que se han constituido en los grupos más vulnerables.

Gracias @RicardoR por la mención, en cualquier caso este fenómeno forma parte de los riesgos, peligros y amanezas de las redes sociales, su prática nos insta al uso responsable de la Intenet.

Algunas notas de referencia:

Saludos

Alexis Anteliz


#47

@Maiald suele ocurrir en México que cada nivel de gobierno tiene sus facultades por lo cual suele suceder que el legislativo estatal tiene diferentes regulaciones que otro, por ello sería necesario garantizar que suceda en todos los niveles de gobierno. Creo que la observación que haces porque es muy importante y como bien dices al ser poltìticas de internet abierto puede que no sea necesario incidir en los tres niveles de gobierno, creo que necesitaría investigar más acerca de cómo se podría plantear esto.


#48

Podría definir a la defensa y promoción como "La incidencia efectiva sobre los entes de toma de decisiones para la protección y aseguramiento de los derechos humanos."
Existen diversas consideraciones que puedean afectar una estrategia efectiva de defensa y promoción, las más cómunes y visibles son las políticas y económicas, ya que México carece de un nivel óptimo de participación ciudadana, pero sobre todo de una legítima defensa por parte de actores políticos en favor de los derechos humanos.
Contextualizando su implicación en el internet, entran en juego factores del tipo económico, ya que las telecomunicaciones es un sector de gran influencia y crecimiento en México, por lo que cada cambio en pro de la sociedad afecta intere´ses y margenes de ganancia, así como de poder.


#49

@Anteliz, agradezco el detalle en la información proporcionada.

Comparto contigo la preocupación acerca de los males que puede conllevar el ejercicio de la libertad de expresión en Internet. Quizás podría sintentizarse en la fórmula “mayor libertad, genera mayor responsabilidad”. El fenómeno del linchamiento digital es abierto y grosero y produce serias consecuencias en la vida de las personas víctimas y en familiares y amigos, y creo que debe preocupar al Estado mismo.

Sin embargo, los matices importan. En una aproximación para adentrarnos en ese debate, discursos de interés público (a funcionarios, personas públicas o de algún modo vinculadas a lo público), deben gozar de la hiperprotección que la libertad de expresión les asegura, y no hay razones especiales, a mi modo de ver, para negársela en el mundo online, aun frente eventuales linchamientos. A estos efectos, para los hechos bastaría con la doctrina de la real malicia, y el recurso de rectificación o respuesta, mientras que las opiniones deberían seguir exentas de sanción.

El problema central, considero, se relaciona con linchamientos a adultos no vinculados a lo público. En niños y niñas no debe existir mayor controversia por su interés superior, lo cual, por cierto, no está libre de ciertas precisiones que deberán evaluarse de manera casuística. La discusión aflora, en cambio, en casos de adultos no públicos. ¿Qué criterios objetivos e imparciales pueden usarse para definir un linchamiento? ¿qué tratamiento jurídico deben administrárseles, teniendo por principio la protección a la libertad de expresión? ¿deben ser bajados todos los miles de comentarios, los que tengan mayor impacto, o el del autor original? ¿la sanción -sea civil, administrativa, online- es la mejor vía para prevenir y reducir el linchamiento? ¿la libertad de expresión debe pagar los costos de la falta de educación, sensibilidad o razonamiento de una persona en un momento en particular? ¿cómo se piensa un sistema adaptado a Internet que no promueva censura ni autocensura, sin permitir que una tendencia específica cope el debate?

No busco proteger los linchamientos, los aborrezco en su totalidad. Veo la posición de quién es víctima y me preocupa. Pero reflexiono en cómo amparar la libertad de expresión frente a nuevas tendencias regulatorias que surgen, en el fondo, no tanto porque la libre expresión se exceda (o sea un “mal en sí mismo”), sino porque su reiteración sin otra expresión distinta que la contenga puede instalar agendas y dañar a la persona, (lo cual es un problema de falta de expresión plural y diversa, no de exceso de una expresión en particular). En estos casos de linchamiento de pronto sí necesitamos más y mejor expresión (plural), no menos y peor expresión (una voz).

Frente a un linchamiento, alguien podría argumentar que las obligaciones del Estado llegan hasta organizar campañas sobre el uso responsable y educado de Internet con suficientes esfuerzos y medidas, y si fuere justificado, ayudar a alguien que es víctima de linchamiento a iniciar y/o mantener una campaña a su favor, para que se sienta respaldado a través de la expresión, y no por ausencia de expresión. A la postre, como sociedad “racional”, dotada también de “ética por la alteridad”, aspiramos a que nuestros argumentos e ideas venzan por su autoridad y fuerza moral, no por la fuerza que impone el silencio y su falta de cuestionamiento o reflexión.

Es un debate muy interesante sobre concepciones en principio antagónicas de la libertad de expresión, fundado en el papel y límites que asignamos al Estado en la materia, y que se traduce, en última instancia, en cuál es el modelo de democracia que deseamos para nuestra sociedad.

Un abrazo


#50

Gracias @RicardoR comparto lo que dices, y no hay duda debemos adentrarnos en ese debate, sobre todo para proteger y garantizar la libertad de expresión, ello nos debe asegurar los mecanismos que permitan su ejercicio y le protegan aún en los casos, en los que por acción u omisión del Estado. Una vía para enriquecer ese debate es hacerlo mediante el modelo de las múltiples partes interesadas. Creo que una sostenida campaña de opinión pública con impacto en el sistema educativo y en el ámbito de los poderes públicos, en especial en funcionarios con capacidad decisoria pueden blindar esas garatías, alejándolas de la tentativa autoritaria que supone la censura que en más de las veces se impone por desconocimiento, esto es evidente en las redes sociales.

Saludos


#51

@Anteliz, sin duda es una oportunidad inmejorable para generar mecanismos por un modelo de partes interesadas en la gobernanza de internet. Quizás sea uno de los debates que más interesen, desde sus respectivas posiciones e intereses, a todos los actores involucrados.

Saludos