2015 - Módulo 0 - Actividad 2


#41

El Gobierno Nacional de México desde la administración pasada con Felipe Calderón (2006-2012) se propuso velar por los derechos en la red así como (meta principal) masificar el acceso a internet en todo el territorio mexicano. Está en la letra, pero al pasar a la acción no lo llevó a cabo. Incluso en 2009 Calderón propuso poner impuestos a las telecomunicaciones e internet estaba incluido, pero luego de una ejemplar organización en redes sociales esto se echó abajo.

Hoy precisamente el actual gobierno en voz de Peña Nieto acaba de decir en Monterrey, Nuevo León, que gracias a las reformas el internet en México es más barato, que el acceso a internet es gratis en 250 mil sitios como escuelas, bibliotecas, hospitales y plazas públicas; destacó que su gobierno ha regalado tabletas a niños de escuelas de nivel de educación básica y concluye diciendo que estas acciones complementan la “educación global” que ya no sólo es leer, escribir y hablar otro idioma y que con lo anterior “familiariza a las personas en lo que a banda ancha se refiere”.

MI CRITICA ES LA SIGUIENTE (los datos son de una investigación que hice hace unos tres años pero que actualizo cada año):

  1. Oficialmente el gobierno reconoce que hay 47.4 millones de mexicanos con acceso a internet, pero la población de México es de más de 100 millones, es decir que pasan los años y no hemos logrado acceso al 50%, ello repercute en aspectos sociales, culturales, etc, pero en lo económico (que es de lo que más habla este gobierno) afecta más, pues México tiene potencial para hacer más transacciones electrónicas y en gran parte está truncado porque tenemos un acceso a la web limitado.

  2. En México la mayoría de la gente que tiene acceso a internet no lo hace desde sus casas, en la mayoría de los casos se conecta desde sus centros de trabajo o como reconoce el gobierno desde plazas públicas o escuelas, lo cual limita una navegación libre; además que muchas de esas conexiones “gratis” roban datos de los usuarios o bien vigilan lo que el usuario hace, ya sea con fines comerciales o de otros tipos.

  3. Internet en México sigue siendo costoso para el salario diario que gana un mexicano conforme a la ley laboral, por ello no es prioridad para muchas familias contratarlo para sus casas. Así lo reconoce la misma OCDE.

  4. La mayoría de los internautas en México se encuentran en los grandes centros urbanos o los estados más poblados del país (la mayoría están en el Estado de México) y quedan rezagadas las zonas que no están tan urbanizadas. Esto ocurre porque el gobierno no hace algo para revertir esta tendencia y porque las compañías de telecomunicaciones no ven “rentable” conectar a las personas de esos lugares (bueno, existen lugares en donde ni cajeros automáticos hay por ejemplo). En Oaxaca sucedió que una comunidad se organizó para instalar una forma de transmisión para telefonía celular, puesto que no tenían eso, lo llevaron a cabo luego de estar insistiendo por mucho tiempo que Telcel les instalara una célula, y al no hacerlo ellos lo hicieron de forma más rudimentaria pero efectiva.

  5. En 2006 en Oaxaca también hubo un conflicto en donde maestros tomaron emisoras de radio y TV locales, en tanto los medios oficiales hicieron un mediático con la intención de deslegitimar este movimiento. Entonces surgieron una veintena de páginas web que informaban sobre este movimiento desde la versión de los agraviados, entonces el gobernador Ulises Ruiz “respondió con la política de la violencia y de la represión brutal”, utilizó a la policía y en menos de seis meses dejó 23 muertos, 600 detenidos sin órdenes judiciales y la desaparición forzada de 200 ciudadanos más. A pesar de lo ocurrido, Ruiz terminó su periodo en 2010.

Perdón por tan larga explicación, pero lo que busco destacar es mostrarles a mis compañeros latinos que yo sé que hacia afuera la cobertura informativa destaca los aspectos generales de lo que se hace en México para, supuestamente, mejorar las telecomunicaciones, se firman documentos y se hacen grandes anuncios, pero en la práctica no se lleva a cabo, o bien hacen cosas que lastiman el derecho a un internet libre y abierto.

Mi gobierno tiene miedo al llamado "aprendizaje invisible”, es decir a que la misma masa sea la que se autocomunique coopere y se organice para realizar un ejercicio de autoconocimiento, a que sea la misma gente la que se responda rápidamente a las necesidades de información, conocimiento y comunicación gracias a la generación y difusión de datos y contenidos provenientes de miles de amateurs que, igual de apasionados y comprometidos que un profesional, generan informaciones de gran valor que hablan de hechos importantes para la vida cotidiana, que son informaciones que difícilmente tienen cabida en la radio y TV comercial, el espacio de Carmen Aristegui era uno de los pocos si no es que el único, que no tenía una agenda informativa estandarizada en comparación al resto de medios tradicionales.

Propuesta:
En México sería positivo que el acceso a la web esté subsidiado por el gobierno en sectores de la población de menos recursos, esto generaría de verdad haya mayor acceso a la web DESDE LOS HOGARES y no desde hospitales, escuelas o plazas publicas como alamedas. Me parece que en algunos sectores de Brasil ocurre esto y pienso que en mi país sería benéfico desde el punto de vista de la educación, el aspecto social, político, cultural y económico, pero falta que tengan la voluntad política para llevarlo a cabo.

Por último, dejo un link de este tema, el cual investigué y claro que tengo las fuentes de lo que ahí dice:
http://oronoticias.com.mx/blog/592/Los-enemigos-de-internet


#42

Hasta donde tengo entendido en Colombia no se han formulado definiciones o declaraciones explícitas y completas al respecto, sin embargo existen iniciativas tanto públicas como privadas que están vinculadas a este concepto como por ejemplo:

  • Vive digital
  • Gobierno abierto
  • Biblioteca digital Colombiana
  • Ley 1680 de 2013: “Por la cual se garantiza a las personas ciegas y con baja visión, el acceso a la información, a las comunicaciones, al conocimiento y a las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones”.

#43

En Argentina desde mayo de 2005 está vigente la Ley 26.032, que establece: “que la búsqueda, recepción y difusión de información e ideas por medio del servicio de Internet se considera comprendida dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión”.

Asimismo el decreto N° 764/2000 (Telecomunicaciones) se adelanta con su “Reglamento general de Interconexión” a la neutralidad de redes, que luego será confirmado con la Resolución 05/2013 de la Secretaría de Comunicaciones y actualizado en 2014 en el marco de la Ley 27078 “Argentina Digital”.

Esta última (http://www.infoleg.gov.ar/infolegInternet/anexos/235000-239999/239771/norma.htm) atiende a las necesidades del proceso de convergencia pero aún no ha sido regulada, por lo que aún constituye una simple declaración de principios a carecer de la designación de un directorio que oficie como autoridad de aplicación.